Navegando por
Mes: abril 2011

Music is a beautiful fucking thing to listen to.

Music is a beautiful fucking thing to listen to.

– Aquel iba a ser el último concierto, no sólo de la gira, era el último concierto del grupo. Después de muchos altibajos, habíamos decidido separarnos. Yo estaba estancado en el pasado, así que esa noche no tenía ni siquiera fuerzas para salir al escenario. Sin embargo, ahí estaba mi chica, diciéndome: ¿Tú qué sabes si va a ser el último concierto? ¿Eh? Sal ahí esta noche y disfruta como si fuese el primero. Ahí estaban las fuerzas que necesitaba. Diez minutos…

Leer más Leer más

Puedo presumir de poco porque todo lo que toco se rompe…

Puedo presumir de poco porque todo lo que toco se rompe…

Y empiezas a llorar, y no sabes por qué, al menos no del todo. Lo único que sabes es que te sientes sola, incluso cuando estás rodeada de gente para ti no hay nadie más, sientes que nada vale la pena, que no va a haber más mañanas por los que merezca despertar. Hace tiempo decidiste tomar la decisión de fingir, fingir ante todo, sonreír viniesen las cosas como viniesen, sonreír en vez de poner caras largas, sonreír para evitar…

Leer más Leer más

¿Quién te ha salvado de mis precipicios?

¿Quién te ha salvado de mis precipicios?

Frío, frío gélido, frío invernal, frío glacial, frío, de ese que se te mete en los huesos y no desaparece hasta el día siguiente, e incluso entonces todavía quedan restos de él. Ella todavía seguía preguntándose porque había acudido a la cita, miró el reloj, él llegaba tarde, como siempre. Volvió a meter las manos en los bolsillos, empezó a moverse, le gustaba el frío pero hasta cierto punto. Era de noche, y apenas se veía nada, salvo por una…

Leer más Leer más

But it’s just another one of those day

But it’s just another one of those day

Quizá sea uno de esos días, de esos en los que te sientes triste y nadie puede ayudarte, simplemente porque, aunque parezca raro, no tienes ninguna gana de mostrar tu sonrisa al mundo. Quizá sea uno de esos días, de esos en los que no sabes muy bien que te pasa, pero te sientes la persona más desgraciada del mundo. Todo el mundo tiene derecho a sentirse triste alguna vez, sin palabras que reconforten, sin abrazos vacíos, sin nada, sólo…

Leer más Leer más

Once again

Once again

Play. Un solo de guitarra empezó a inundar sus tímpanos, un grito atronador, y una canción que comienza, su grupo favorito acompañándola en las largas horas de tren que tenía por delante, de repente, la música fue desapareciendo poco a poco, echándole un ojo a su destartalado mp3: “Batería agotada” decía su pantalla. – Genial… – pensó la chica, desanimada. Se quitó los cascos, y sacó un libro de su mochila, lo abrió y empezó a leer, sin prestar demasiada…

Leer más Leer más