Navegando por
Mes: abril 2015

Dientes de león(a)

Dientes de león(a)

Tiene la sonrisa hecha a base de dientes de león. Por lo salvaje, porque se deja piel, pelaje, sudor y sangre para proteger su manada. Porque se lanza al cuello de cualquiera que se atreva a atacar a los suyos. Y créanme que no hay nada, absolutamente nada, más bonito que ver como se lame las heridas cuando no lo consigue; como gruñe cuando la dañan, cuando este mundo lleno de hienas se abalanza sobre ella. Pero enseguida vuelve a levantar cabeza y ruge…

Leer más Leer más

River (última oportunidad)

River (última oportunidad)

Lo aposté todo a la misma carta, su boca. Hice escalera de colores por su espalda. Y all-in en su coño jugándome todas las fichas que me quedaban en el tablero de su risa. Me perdí en la baraja de sus piernas. Y me marqué el mayor farol de mi vida cuando dije: «no te quiero», y perdí aun teniendo full de ases en las mangas de su ombligo. Sinceramente,  nunca supe jugar al póker de su cuerpo.

Síndrome del corazón roto

Síndrome del corazón roto

  Le diagnosticaron Miocardiopatía de Takotsubo en el diferencial, le dijeron que venía a ser algo así como un síndrome del corazón roto. Los síntomas eran opresión del pecho, dificultad al respirar, mariposas muertas entre el ácido gástrico, vómito de cristales procedentes del corazón (hecho pedazos)… Y es que, en eso consistía su enfermedad, metafórica y literalmente tenía el corazón despedazado. Según los médicos, la causa era un aumento de adrenalina. Según él, las causas empezaron cuando la vio haciendo la maleta, cuando…

Leer más Leer más

Pesa, di ya

Pesa, di ya

No sé que me pasa últimamente, duermo cinco horas cada dos días, y eso si es un buen día. Me acuesto, tarde o demasiado pronto, y el dormir se hace pesadilla antes de empezar, después de pensar quizá, por eso le estoy cogiendo miedo a eso de acostarme, al menos solo, y cada vez lo intento menos. Me levanto, me enciendo un cigarro, saco las piernas por la ventana siempre abierta y me acomodo en el alféizar, últimamente este es…

Leer más Leer más

Fronemofobia

Fronemofobia

Tenía mal de amores colgando de sus pupilas y la sonrisa firme, como el movimiento de sus caderas,  como el sonido de sus tacones que,  ni de lejos,  acallaban el grito de sus complejos. Tenía la voz quebrada  de convertir el viento en escarcha  en sus pulmones. Tenía la garganta afilada  de cortar su nombre con palabras. Tenía en el alma nosecuantas  cicatrices,  a las que les gustaba supurar de vez en cuando. Tenía fobia a pensar en él o a pensar en aquel nosotros, …

Leer más Leer más